Exposición ASUR Proyecto Infancia y Juventud Inmigrante

4 diciembre, 2012 § Deja un comentario

La Ayuda Social Universitaria de La Rioja desarrolla desde hace varios años el proyecto ‘Infancia y Juventud Inmigrante’, a través del cual los voluntarios de la universidad ejercen de profesores particulares de chicos y chicas inmigrantes en las mismas aulas en las que acuden a clase, pero fuera de horario lectivo.

El objetivo de ASUR era contribuir, a través de una red de voluntariado universitario, al aprendizaje y perfeccionamiento del idioma castellano, el cual es una herramienta imprescindible para facilitar el proceso de integración de estos niños y jóvenes en las aulas. En el curso académico 2011-2012 atendieron a un total de 70 niños y jóvenes inmigrantes.

Las imágenes de Noelia Jiménez Martínez-Losa ilustran y hablan del proyecto mucho mejor que cualquier otra descripción del trabajo y la oportunidad de aprendizaje de todos estos jóvenes. Va por ellos.

Más aquí…

Exposición ASUR Proyecto Infancia y Juventud Inmigrante. Vestíbulo Edificio Vives. Universidad de La Rioja

Más educación, PLEs, sociedad (@Dolors Reig) y la encuesta del CIS

8 marzo, 2012 § Deja un comentario

Actualizo el post anterior con esta contribución de Dolors Reig en El caparazón, también sobre el artículo de David Álvarez. Leerla, con los resultados de la última encuesta del CIS aún en la cabeza (o lo que es lo mismo, abierta en una pestaña del navegador y enlazada en Delicious) me hace pensar en que, aunque está lejos el día (no hay más que ver los datos de la brecha digital) en que esta encuesta sea verdaderamente abierta a todos los ciudadanos y no solo representativa, con una participación directa y distribuida por sectores de actividad o incluso áreas de conocimiento, estamos en el camino.

Veríamos así, si la educación sigue siendo percibida como un problema solo por un 6% de los ciudadanos. « Leer el resto de esta entrada »

El mal de Google o a ver cómo aprendemos ahora

21 febrero, 2012 § Deja un comentario

Hace ya unos años que Nicholas G. Carr, experto en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) nos avisaba de que Internet estaba cambiando nuestro cerebro, según iba cambiando nuestra forma de leer y nuestra forma de pensar:

>>>>>Asegura que ya no piensa como antes. Le sucede sobre todo cuando lee. Antes se sumergía en un libro y era capaz de zamparse páginas y páginas hora tras hora. Pero ahora sólo aguanta unos párrafos. Se desconcentra, se inquieta y busca otra cosa que hacer. La lectura profunda que solía suceder de forma natural se ha convertido en un esfuerzo”, señala Carr en el provocador artículo Is Google making us stupid? (¿Está Google volviéndonos tontos?)”<<<<

El mismo Vargas Llosa glosó el hecho, alertado por el irrefrenable avance del deterioro lector y la pérdida de capacidad de concentración que Nicholas G. Carr narraba en su último libro The Shallows: What the Internet is Doing to Our Brains, en español, Superficiales: ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? (Taurus, 2011),que fue finalista del premio Pulitzer el año pasado:

>>>>>Nicholas Carr estudió Literatura en Dartmouth College y en la Universidad de Harvard y todo indica que fue en su juventud un voraz lector de buenos libros. Luego, como le ocurrió a toda su generación, descubrió el ordenador, el Internet, los prodigios de la gran revolución informática de nuestro tiempo, y no sólo dedicó buena parte de su vida a valerse de todos los servicios online y a navegar mañana y tarde por la Red; además, se hizo un profesional y un experto en las nuevas tecnologías de la comunicación sobre las que ha escrito extensamente en prestigiosas publicaciones de Estados Unidos e Inglaterra.

Un buen día descubrió que había dejado de ser un buen lector, y, casi casi, un lector. Su concentración se disipaba luego de una o dos páginas de un libro, y, sobre todo si aquello que leía era complejo y demandaba mucha atención y reflexión, surgía en su mente algo así como un recóndito rechazo a continuar con aquel empeño intelectual. Así lo cuenta: “Pierdo el sosiego y el hilo, empiezo a pensar qué otra cosa hacer. Me siento como si estuviese siempre arrastrando mi cerebro descentrado de vuelta al texto. La lectura profunda que solía venir naturalmente se ha convertido en un esfuerzo”.

[…Así las cosas, los alumnos] acostumbrados a picotear información en sus computadoras, sin tener necesidad de hacer prolongados esfuerzos de concentración, han ido perdiendo el hábito y hasta la facultad de hacerlo, y han sido condicionados para contentarse con ese mariposeo cognitivo a que los acostumbra la Red, con sus infinitas conexiones y saltos hacia añadidos y complementos, de modo que han quedado en cierta forma vacunados contra el tipo de atención, reflexión, paciencia y prolongado abandono a aquello que se lee, y que es la única manera de leer, gozando, la gran literatura. Pero no creo que sea sólo la literatura a la que el Internet vuelve superflua: toda obra de creación gratuita, no subordinada a la utilización pragmática, queda fuera del tipo de conocimiento y cultura que propicia la Web. Sin duda que ésta almacenará con facilidad a Proust, Homero, Popper y Platón, pero difícilmente sus obras tendrán muchos lectores. ¿Para qué tomarse el trabajo de leerlas si en Google puedo encontrar síntesis sencillas, claras y amenas de lo que inventaron en esos farragosos librotes que leían los lectores prehistóricos?<<<<<

Sin embargo, lo que para Vargas Llosa es una catástrofe (que seguro lo es para la forma que conocemos ahora de hacer literatura), aunque parezca lo contrario, en otros órdenes se convierte en una herramienta poderosa para hacer al ser humano más poderoso desde el punto de vista de la cognición y sus capacidades asociadas (resolución de problemas, pensamiento crítico, pensamiento creativo). Eso que llama Vargas Llosa "mariposeo cognitivo" es una forma de acercarse a la realidad a la que es necesario dar respuesta, desde el aprendizaje y desde la educación: las propuestas de revolución de la educación abandonando el currículum para potenciar el desarrollo del talento individual de Ken Robinson, o de abandonar el aprendizaje memorístico, porque Google e Internet en general se han convertido en nuestra memoria auxiliar, son dos buenos ejemplos de por dónde pueden ir las cosas.

Si a esto añadimos que el mlearning ha irrumpido en los procesos de enseñanza-aprendizaje, parece evidente que nos enfrentamos a un nuevo paradigma educativo que nada tiene que ver, no ya con el que conocemos ahora, sino con las numerosas propuestas de cambio motivadas por la introducción de las nuevas tecnologías que se han producido hasta la fecha.
Y si afecta a los alumnos, también afectará a la forma de aprender de los profesores, en la medida que es posible extraer un beneficio seguro en el aprendizaje rápido de nuevas destrezas y conocimientos.

De todo esto hablaré mañana, en educ@party, con el grupo DIM, dentro del marco de Expoelearning.

Bett 2012: Las tabletas, las redes sociales y un mundo lleno de programadores

15 enero, 2012 § 1 comentario

Ya ha finalizado BETT 2012, una feria que, aunque es el mayor evento internacional sobre educación y nuevas tecnologías, sigue siendo un evento muy británico y, sobre todo, muy londinense.
Aunque no he acudido este año despues de varias ediciones en las que he visto crecer esta feria hasta convertirse en una cita obligada mundial (el año pasado Educaline estuvo invitada por la embajada británica como organización de referencia en el sector educativo español), me cuentan quienes sí lo han hecho que se ha visto mucha tableta, con mucha discusión específica sobre el iPad, lo justo en redes sociales y alguna aplicación de realidad aumentada. No obstante, ya se sabe que quienes triunfan en estas ferias son los proveedores de soluciones ‘objeto’, esos dispositivos que se pueden enseñar, tocar y jugar para gozo y disfrute de los asistentes, con gran regocijo por parte de los alumnos y no menos prudencia por parte de los profesores.
BETT show 2012: Latest tech for schools on display. BBC News

Lo más impactante de BETT, en realidad, fue su acto inaugural. Y no porque estuviera previsto por los organizadores, sino porque el invitado estrella encargado del discurso de apertura, el ministro de educación Michael Gove, lanzó una de esas noticias que tanto gustan a los periodistas: sin previo aviso, anunció al público y medios allí presentes que el gobierno ha previsto cambiar por completo el currículo en nuevas tecnologías del sistema educativo, y convertirlo en un programa específico de aprendizaje de programación (y valga la redundancia :-)). El gobierno no quiere hipotecar el futuro del país por quedarse sin activos al depender de la tecnología extranjera, así que apuesta por convertir a sus ciudadanos en material de desarrollo e innovación propia. ¿Cómo? Enseñándoles desde la base, ya que así no se crean solo ingenieros sino una conciencia nacional y una cultura específica. No es una solución anticrisis inmediata, pero sí es una solución constructiva a largo plazo para establecer fundamentos.

Michael Gove inaugura BETT con un discurso que levantó sus buenos titulares

La idea no es nueva, ya nos la contó Eric Klopfer en el ITWorldEdu de hace un par de años: el MIT lleva trabajando bastante tiempo en el desarrollo de herramientas básicas de programación para… ¡¡preescolar!! Aquí hay una muestra de Scratch, una aplicación ideada para trabajar la programación con niños de una manera visual y colaborativa.

Intro to Scratch from ScratchEd on Vimeo.

Me quedo también con las aplicaciones Busy Things para preescolar de los chicos de Q y D Multimedia, a los que conozco desde hace varios años y que fueron premio BETT 2011 y finalistas en 2010 y 2012. Son 120 fantásticas actividades para educación infantil que harán las delicias de los niños y de los papás. Si puedes, pruébalas con un iPad o similar.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con aprendizaje en Desconéctame.