21 minutos, PLEs y aprendizaje social y emocional

30 mayo, 2013 § Deja un comentario

Estos días hemos participado en las VI Jornadas de Redes de Investigación en Innovación Docente de la UNED con la ponencia ‘El profesor como individuo conectado. La naturaleza social de la educación en el entorno digital’. Aquí podéis echar un vistazo al vídeo, pero también os podéis descargar las actas del congreso y leerlo, aquí. En él hablamos de los nuevos entornos sociales para el aprendizaje y la actualización de los profesores, con especial hincapié en los PLE,s y en el uso de microtareas para amortizar los tiempos muertos y nuestra ¿breve? capacidad de máxima atención en un mismo asunto: 21 minutos (al menos, eso dicen en El ser creativo).

Rescatamos, de la última semana, la entrevista a René Diekstra, profesor de Psicología de la Universidad de Utrecht, experto en educación de las emociones, en Redes: El aprendizaje social y emocional: las habilidades para la vida.

21minutos
Un niño que conoce y sabe gestionar sus emociones no solo tendrá mejores resultados académicos, sino que estará más preparado para el mundo laboral. Uno de los grandes descubrimientos de las últimas décadas es que se pueden educar las emociones y el comportamiento. Mediante programas probados científicamente, es posible desarrollar lo que llaman habilidades para la vida, es decir, una serie de destrezas en el ámbito social, emocional y ético, que complementan y optimizan las habilidades cognitivas e intelectuales.

Podéis acceder aquí a la transcripción completa de la entrevista. Casualmente, justo ese mismo día, leía una interesante artículo sobre Educación en casa o Homeschooling (Diekstra hace una alusión precisamente a esta cuestión).

Se me ocurre que, uniendo todo esto en una misma dirección, probablemente el desarrollo de los PLEs sean un camino seguro para profesores, alumnos, familias, ciudadanos en el estado de disrupción en educación que se avecina como puede verse en esta estupenda presentación de George Siemens que me pasó @jordi_a vía Twitter.

Cuántas cosas se pueden aprender en 21 minutos. Cuántos momentos de 5, 10, 15 y 20 momentos hay en la vida de un ser humano. Cuántos en la vida de un niño y adolescente. Da igual que sean en momentos ‘formales’ o ‘informales’. Están ahí y hay que aprovecharlos.

New Media Consortium’s 12 emerging technologies: Infografía

21 marzo, 2013 § Deja un comentario


New Media Consortium’s 12 emerging technologies in Higher Education: Infografía.

“Para saber quiénes somos, tenemos que comprender cómo estamos conectados”

26 febrero, 2013 § Deja un comentario

Para saber quiénes somos, tenemos que comprender cómo estamos conectados. James Fawler
2.1032242527
El cerebro humano está diseñado para poder relacionarse con 150 personas aproximadamente. Esta cifra –conocida como el número de Dunbar– se repite a lo largo de la historia y atraviesa todas las culturas (Redes 93). Resulta que la cifra media de contactos -amigos, conocidos, relaciones en suma- de los usuarios de Facebook coincide también con el número de Dunbar.

Hemos llevado también a las redes sociales digitales la repercusión en 3 grados para influir o sentirnos influidos en aspectos tan importantes como el tabaquismo o la obesidad. Son pues las redes sociales digitales, como lo han sido las tradicionales, el motor del cambio social e individual.


Estamos hiperconectados.
El conectivismo también se entiende como el paradigma necesario para los nuevos modos de aprendizaje, que dibujan nuevos modos, a su vez, de relación con los demás:


Surge la pregunta, inevitable como el nombre de este blog, de cómo encontrar un poquito de desconexión (sin consecuencias irremediables). Tal vez sea necesario que echemos un poco el freno en nuestras actitudes cotidianas. Rescato este post de @dreig sobre Hiperindividuo y desconexión (El caparazón).

Por otra parte, y relacionado con lo anterior, guardaba esta pequeña joya, oda a la monotarea (¡cuánto te echo de menos!) para publicarla en cuanto tuviera ocasión. Ha llegado el feliz momento: